Fracking, el escenario pendiente de Estrellas Anónimas

Hace unos meses, los camaradas de Nosolorol Ediciones me propusieron crear un Escenario para Estrellas Anónimas, el juego de rol sobre thrillers y Psycho-killers que creamos desde El Autómata y cuya versión impresa tuvieron a bien publicarnos. La intención era publicarlo en uno de los primeros números de la revista Nivel 9.

Para mi supuso un reto interesante porque concebimos Estrellas Anónimas como una publicación única, sin pensar en ningún tipo de continuidad en forma de suplementos, así que escribir un módulo para el juego me re-conectó con el espíritu creativo que motivó el libro original.

Estrellas Anónimas es, en esencia, un Escenario extenso, una historia lista para ser jugada, a la que añadimos unas secciones finales con apuntes sobre cómo crear tus propias historias de psycho-killers. Ahora me tocaba revisar los consejos que nosotros mismos habíamos ofrecido y proponer un nuevo módulo. Sabía que volver a Estrellas Anónimas supondría explorar algunos rincones especialmente oscuros y alejados de la propuesta original. No lo puedo evitar. Cuando he pasado mucho tiempo metido en algo (años, en este caso), necesito tomar distancia, irme al otro extremo para disfrutar de nuevas perspectivas. Y pasó lo que pasó: la idea de fondo que adopté, pese a tener que ver con un psycho-killer, conservaba pocos puntos comunes con el módulo original que ofrecíamos con el juego. Así nació Fracking.

Me puse a redactar una primera versión en plan salvaje, dejándome llevar, y luego pasé a la fase de “bajarlo al suelo”. Bajo esa lupa, me di cuenta de que (again) volvía a plantear algo bastante atípico en forma y fondo. El módulo estaba preparado para un único jugador más el director de juego y se desarrollaba en un escenario reducido, claustrofóbico, concentrando la acción en un denso interrogatorio por parte de un sub-comisario de policía a un supuesto asesino. Un cara a cara en toda regla entre dos personajes y dos jugadores; un toma y daca motivado por sucesos terribles que había que esclarecer. Sí, la propuesta tenía un punto incómodo y difícil pero me producía la suficiente fascinación como para respetar la mayoría de decisiones iniciales.

Me limité a pulir un poco la extensión y añadir algunas posibilidades para introducir un segundo jugador, si se deseaba. Lo de la extensión tuvo su miga. Tratándose de un Escenario que ocurría casi a tiempo real y en un espacio-tiempo tan reducido, me quedó largo de narices, demasiado para un módulo que deba introducirse en una revista. Así que seguí puliendo lo que pude hasta donde consideré que ya no se podía cortar más sin afectar al espíritu esencial de la historia. Y con ciertas reservas envié Fracking a Juan Sixto, de Colectivo 9, responsables de la revista, esperando que se echaran las manos a la cabeza y me dijeran que eso no había donde meterlo. Cual fue mi sorpresa al recibir su respuesta: no solo cabía sino que se les había ocurrido ofrecer el escenario como una separata de la revista, para darle entidad propia y un formato acorde con el de Estrellas Anónimas. Ole por la gente que en lugar de decir, “ya pero” dicen “sí, y además”. Por cosas como estas Nosolorol Ediciones es líder en su mercado.

Debido a una entrega algo tardía por mi parte y a esa decisión de ofrecer la separata, Fracking no se publicó hasta el número 3 de la revista Nivel 9, pero creo que valió la pena esperar. El diseño realizado por Juan Sixto ha respetado hasta el último detalle la maqueta de diseño original del juego y los aspectos tipográficos. Además han añadido algunas imágenes que hacen bien su trabajo, contribuyendo a la atmósfera de la historia. Un 10, chicos. Agradezco mucho el respeto por la obra.

Para acabar quería compartir las sensaciones que tuve durante la prueba de juego de Fracking, que pude realizar con la ayuda de mi buen amigo David Rivera. Siempre es emocionante ver como una idea que has plasmado en papel, mucho más si se trata de algo permutable e interactivo como un Escenario de rol, cobra vida en la mesa de juego. Aunque detecté algunos puntos mejorables, en general me pareció una experiencia muy estimulante. La tensión creativa que se establece cuando solo intervienen un jugador y un director de juego no tiene precio, si buscas algo intenso. Mucho más si la historia está preparada para avivar todavía más esa tensión que, en nuestra prueba de juego, se podía cortar con cuchillo. Me sorprendió que la duración fuera equilibrada (un par de horas, repito, totalmente intensas) y que, de los varios finales posibles, David llegara al más bueno. Eso no suele ser habitual en mis partidas, donde la fatalidad suele asomarse con demasiada frecuencia.

Aprovechando que realicé una selección musical para esas pruebas de juego, comparto contigo un enlace hacia la lista de Spotify, por si te animas a jugar a Fracking. No dudes en compartir tu experiencia si es el caso.

Lista ambiental Fracking

Lista ambiental para Fracking - Estrellas Anónimas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s