Eleuteri Serpieri – Como Druuna solo hay una

Sin ser ni de lejos mi autor de cómic erótico favorito, no puedo negar que Druuna, su personaje más popular, es de los que han dejado una huella indeleble en el mundo del cómic para adultos.

selpieri

Eleuterio Serpieri es un autor veneciano nacido a mediados de los 40, de enorme talento plástico. Aunque sus orígenes tienen que ver con el género western, pronto dio un giro radical a su obra, creando al personaje que le haría mundialmente famoso: Druuna. Solo de su primer volúmen, Morbus Gravis, se vendieron un millón de copias en 20 idiomas, lo que impulsó a Serpieri y le concentró casi absolutamente en el universo de su heroína, cosa que me entristece, porque la obra, pese a ser popular, se intuye como apenas un ápice de lo que Serpieri hubiera podido abarcar de ser algo más versátil, o tal vez menos obsesivo. Y es que Druuna es una obra que puede calificarse de eso: excesiva, amén de mórbida, claustrofóbica y atroz.

Si la obra de Serpieri se limitara a explotar las cualidades pneumáticas de Drunna, no creo que hubiera tenido la trascendencia que ha tenido. Podría haberse quedado en un territorio mucho más cómodo, fácil de ubicar en el género puramente erótico; pero no ha sido así. La obra que gravita alrededor de Druuna describe un futuro apocalíptico, en un mundo enfermo y tóxico, donde todo es a la vez más salvaje y más tecnificado. Hablamos de un entorno bárbaro, donde el comportamiento humano también se ha vuelto más esencial. Serpieri se concentra especialmente en los elementos más toscos y dramáticos, dando rienda suelta especialmente al sexo. Podría haber utilizado la palabra erotismo, pero con Druuna quedaría ridículo. Serpieri ofrece sexo pornográfico, donde intervienen mutaciones psicológicas sadomasoquistas, sodomías monstruosas y juegos de sumisión pertubadores. Aquí, la violación y el placer extremo se ven separados por una linea demasiado tenue como para no sentir cierta aprensión.

Un artículo crítico especialmente recomendable sobre Druuna es el que firma Eduardo Martínez-Pinna en tebeosfera.com.

Como curiosidad, añado que de Druuna se realizó hasta un videojuego, en el que intervino en propio Selpieri. Como era de esperar, tuvo bastante de fiasco, aunque con el paso de los años se está convirtiendo en un despropósito de culto. Dejo el trailer como punto final de este post:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s