El costumbrismo poético de Frédéric Boilet

Él mismo lo explica con estas palabras “El término Nouvelle Manga nació pues en Japón para definir mis historias gráficas que ni son totalmente BD, ni totalmente manga, y que recuerdan al tono del cine francés.”

frederic boilet en capricho de mamiferos

Descubrí a Frédéric Boilet a mediados de la primera década de este siglo y recuerdo que me pareció revolucionario; no tanto por su estética, que contribuye mucho a la personalidad de su obra, sino por la conjunción de elementos que situaban su obra en un nuevo lugar, hasta ahora inexplorado, donde el costumbrismo poético más afrancesado se daba la mano con la realidad cultural japonesa. En ese momento aun no lo sabía, pero Boilet había generado un nuevo término, acuñado por los propios japoneses, para su narrativa secuencial: Nouvelle Manga.

Boilet debió adquirir conciencia muy rápidamente sobre lo que eso significaba, y no tardó en elaborar su propio Manifiesto de la Nouvelle Manga, en el que instauraba un contexto y unas intenciones alrededor de la idea. Y merece la pena una lectura porque su visión del manga, sin duda mucho más cercana que la nuestra, a juzgar por su gran conocimiento de la cultura nipona, es bastante diferente de la que se nos expresa habitualmente. El mangaka se considera, por encima de todo, un contador de historias, a diferencia (según él) de los artistas europeos de cómic, que tienden a concentrar más recursos en la estética y la habilidad gráfica. Que en Europa conozcamos mucho más el manga de corte aventurero, de grandes héroes de acción, se debe a que se introdujo aprovechando el éxito de ciertas series de animación muy puntuales y populares. Pero, al parecer, el manga tiene un lenguaje mucho más costumbrista, que cautiva por igual a hombres y mujeres en Japón, y que no se circunscribe únicamente al lector otaku, sino a cualquiera con inquietud cultural y mente abierta, capaz de leer un manga de la misma manera que una novela.

boilet_2

El propio Boilet comenta que sus obras tienen la cualidad de gustar en Europa y en Japón, paradójicamente, por elementos opuestos. En Japón atraen sus elementos más afrancesados, de bande dessinée, mientras que en Europa nos cautiva su look japonés y la ventana que supone hacia la cultura del sol naciente.

Más allá de este interesante contexto, Boilet supuso para mi un grato encuentro con un tipo de cómic para adultos que era capaz de ofrecer un guión estimulante, donde caben el sentido del humor, el drama, el romance y el erotismo, sin caer en ciertos extremos. La elegancia de sus formas es solo parte de la expresión global de una sensibilidad que, a veces, me recuerda a la de Haruki Murakami. Hay en ellas suficientes elementos costumbristas como para sentirnos fuertemente reflejados o ligados a sus personajes, pero a la vez se nos introduce en una dimensión poética donde las emociones realizan verdaderos arabescos, tan irracionales como solo es capaz de generar el alma humana.

Web oficial de Frédéric Boilet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s