The Path

Imagina por un momento que el cuento de Caperucita se transforma. En lugar de una única Caperucita tenemos a Carmen, Ginger, Robin, Rose, Ruby y Scarlet, 7 hermanas que viven en un apartamento de la Ciudad. Igual que Caperucita visten de rojo, pero cada una a su peculiar estilo. Unas son, ciertamente, unas niñas; otras son jovencitas rebeldes y, las menos, adultas en toda regla. Imagina que, al igual que en el cuento original, tienen la misión de atravesar un bosque para llegar a casa de su abuela… y afrontar la peligrosa presencia del Lobo.

Imagina ahora que adoptamos esos elementos del cuento, pero nos trasladamos a un contexto más expresionista. Cada una de las protagonistas representa una faceta de una extraña historia donde la emotividad oscila entre la melancolía de una lejana infancia y el horror de lo innombrable. Mamá las envía, una a una, a ver a su abuela. No deben abandonar el camino… o al menos esas son las órdenes de Mamá. Lo cierto es que las verdaderas historias aguardan en el bosque, cuando cada una de ellas decide perderse conscientemente y descubrir rincones perdidos con los que dar rienda suelta a sus deseos.

Lo más curioso de todo es que no hablamos de un cuento, ni un libro ilustrado para adultos, ni de una peculiar novela. No, estamos hablando de un videojuego. The Path es la creación de un estudio independiente llamado Tale of Tales, un descubrimiento que he podido comenzar a disfrutar recientemente gracias a los amigos de 2blck. Esta gente de Tale of Tales merece un post aparte, en el que desgranaré los diversos proyectos que han realizado y los que se traen entre manos, pero ahora quería hablar únicamente de The Path, una experiencia totalmente nueva que me ha conmovido como pocos videojuegos lo han hecho.

En The Path hay 6 protagonistas (7 en realidad, si contamos la sorpresa del prólogo y el epílogo) que deberemos escoger. Cada una de ellas representa un acto de la inquietante historia. La premisa es muy sencilla: la protagonista elegida comienza al final de una carretera, en las fronteras del bosque. Con la recomendación de Mamá de no abandonar el camino, debemos dirigirnos a casa de la Abuela y llevarle el contenido de nuestra cesta. Si lo hacemos sin más, resulta fácil; el bosque se nos muestra hermoso y onírico, y pronto llegamos a nuestro destino. Aunque no deja de ser un lugar inquietante, comprobamos que la Abuela está bien y se acaba el acto. Curiosamente, las estadísticas nos indican que hemos fallado porque no hemos encontrado a nuestro Lobo. También nos indican que debemos recoger algunos objetos ocultos y realizar ciertas acciones que desbloquearán nuevas estancias en casa de la Abuela.

Con esos nuevos conocimientos volvemos al apartamento de la Ciudad para elegir de nuevo a una de las chicas y volver a hacer el camino. Pero ahora no tomaremos el camino recto, ¿verdad? Es momento de desobedecer un poco a Mamá y adentrarse en el bosque a descubrir sus misterios. Es entonces cuando descubrimos la verdadera dimensión del juego. Nos damos cuenta de que cada protagonista tiene diferentes cosas por hacer en los distintos lugares extraños que aparecen aquí y allá. Todo funciona mediante turbadores simbolismos, en una atmósfera visual y sonora sumamente expresionista. Primero avanzamos víctimas de la confusión, pero cuando llegamos a abandonarnos a la experiencia, empezamos a descubrir que esto no hay que vivirlo de la misma manera que otros videojuegos. No hay linealidad, ni momentos de acción, ni misiones basadas en la lógica. Nos enfrentamos a un mundo puramente emocional, en el que debemos explorar y experimentar, dar rienda suelta a nuestros sentidos. Cuando lo hacemos, descubrimos una lógica escondida: los extraños iconos que aparecen esporádicamente alrededor de la pantalla no son meramente decorativos: indican direcciones que tienen que ver con los impulsos del personaje. ¿Quieres descubrir un lugar en el que se pueda revelar una parte de tu personalidad?… prueba a seguir ese dibujo de la flor. ¿Buscas un nuevo objeto que introducir en la cesta?… tal vez debas seguir a esa curiosa niña que aparece de vez en cuando corriendo entre los árboles. Y si buscas al Lobo… ¿no sería buena idea seguir sus huellas? Con esto estoy revelando, tal vez, más de lo que debería.

Si tuviera que simplificar la experiencia resumiendo exactamente de lo que trata el juego, diría que el objetivo es conseguir que cada una de las chicas encuentre a su Lobo. Cada vez que consigues que una de ellas lo haga, apareces bajo la lluvia, frente a casa de la Abuela, caminando como un alma en pena. Cuando entras a la casa, nada es como antes. Se nos muestra un recorrido sumamente inquietante, siempre diferente en función del personaje, de los objetos descubiertos y el carácter de su Lobo. Debo reconocer que el impacto de esas escenas finales es realmente perturbador. Pocas veces he sentido emociones parecidas ante un videojuego. Tal vez en algunas de las memorables escenas de Silent Hill. Pero The Path es otra cosa. La banda sonora merece una mención especial. Corre a mano de Jarboe, una artista de la que no había sentido hablar hasta ahora y que también ha resultado un increíble descubrimiento.

Puedes descargar gratis El Preludio en la web de The Path, y  el juego completo por unos 7 €. Y otra gran noticia: está disponible tanto para PC como para Mac.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. arpiman dice:

    Pues tengo que admitir que el juego me a llamado la atencion, siete historias por descubrir y con una pinta que como la cuentas parece maravillosa.

    Siete euros no me parece mal precio ¿que duracion tiene?, por lo que me hare con el cuando tenga tiempo para jugarlo (demasiados juegos por jugar xD), gracias por darnos a descubrir tanto el juego como la compañia, un saludo desde GungnirGames ^^

  2. pepitodelomo dice:

    Gracias por pasarte a saludar, Arpiman.

    En mi experiencia de juego estuve jugando unas 4-5 horas como mínimo. No es muy largo. Aunque debo admitir que no me puse a coleccionar todos los objetos ni a realizar todas las acciones sugeridas. Incluso en este punto se trata de un juego atípico que cuesta valorar bajo los parámetros habituales.

    Un saludo!

  3. R dice:

    Gracias por la mención 🙂

    Este juego sigue atrapándome, porque no parece tener lógica ni intención concreta. O al menos, queda en manos del jugador decidir si es así o no. ¿Cómo se interpretan las escenas de lluvia? ¿Por qué determinados personajes parecen anclados a determinados objetos? ¿Qué representa la niña vestida de blanco, que nos devuelve al camino? Complicadísimo de valorar, sin duda.

    Me parece una genialidad cómo se ha reinterpretado al lobo en función de cada personaje protagonista. Precioso. Merece cada € invertido. Probablemente más cercano al arte que al entretenimiento, como todos los proyectos de Tale of Tales. Para bien o para mal.

    Todavía le debemos un post en 2Blck.

    R.

  4. pepitodelomo dice:

    Será un placer leer ese post sobre el tema en vuestra blog, R.

    Un saludete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s