The Raveonettes – Raven in the Grave (2011)

Hoy, miércoles 5 de abril de 2011, ha salido a la luz el quinto álbum de The Raveonettes, Raven in the Grave. Por muy grouppie que quede, debo admitirlo: nunca había ansiado tanto la publicación de un disco. Llevo realizando la cuenta atrás desde hace meses, siguiendo las últimas noticias que el grupo publica en su web oficial con cuentagotas y tratando de hacerme una idea de lo que podía esconderse tras ese título y cover tan dark, tan gótico. Ahora, mientras escribo estas líneas, disfruto de las primeras escuchas del LP y me asaltan emociones muy intensas. Sune Rose y Sharin Foo vuelven a hacerme vibrar y reitero mi sensación de que The Raveonettes es la banda de rock más sugerente de la década.

¿Qué transpira este nuevo trabajo de la banda danesa? ¿Que nuevo paso supone para la banda? A primera vista hay muchos cambios. Para comenzar, un apartado de percusión totalmente nuevo, donde desaparece su característico surfbeat para dar paso a baterías electrónicas o puramente rock (brutal como suena este nuevo aspecto de la banda en el bonus track As You Lay Asleep). Sus estructuras melódicas siguen siendo la base de las composiciones, pero esta vez se abandonan completamente al éter de sintetizadores fantasma y lánguidos acordes, que tienen mucho que ver con todo lo que The Raveonettes experimentó en aquellos singles de Beauty Dies y Sometimes they Drop By. No desaparecen las distorsiones ni los rifts rasgados, pero son más ocasionales y quedan supeditados a un fin más elevado: dar consistencia a un concepto general que ellos mismos han definido como “la banda sonora ideal de un invierno, justo a tiempo para la primavera”.

Raven in the Grave es un disco sumamente oscuro pero, paradójicamente, también el más cálido, esperanzador y sensible del grupo en ciertos aspectos. Pasamos de momentos épicos (Recharge & Revolt, Let Me Out Now, Ignite, Evil Seeds) a rincones absolutamente íntimos (Aparitions, Summer Moon) y esas delicias de abandono vintage y anacrónico que todos sus seguidores deseamos escuchar una y otra vez (My Time’s Up). Por primera vez en mucho tiempo me veo incapaz de recomendar un tema por encima de otros; todos me parecen mayúsculos en la primera escucha.

Raven in the Grave es un punto de inflexión en la carrera de The Raveonettes, un trabajo donde se conjuga todo lo que les hace especiales y únicos. Sabemos que The Raveonettes han sido ejemplo para muchas otras banda (Glasvegas, sin ir más lejos) y que hay quien les considera abanderados de un renacimiento del pop-rock americano. Eso es solo una manera de verlo. Desde aquella tarde de verano del 2004 en el que les descubrí, en un escenario del Primavera Sound, he sido incapaz de dejar de escucharlos. Para mi son simplemente los más grandes, mi grupo de cabecera, el más estimulante y comprometido con su propio sonido y estética conceptual. Siendo Raven in the Grave su mejor disco hasta la fecha, puedo afirmar que hoy es un gran día.

Web oficial de The Raveonettes.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. I relish, result in I discovered exactly what I was looking for.

    You’ve ended my four day long hunt! God Bless you man. Have a nice day. Bye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s