Dogfight – Batallas clásicas en el cielo

Dogfight pertenece a la nueva línea de juegos de rol Cliffhanger publicada por Ludotecnia. Solo las tres últimas palabras de la anterior frase son, de por si, una buena noticia para los que amamos los juegos de rol. En mi última visita a Kaburi, mi tienda de rol habitual, me hice con un ejemplar por menos de 4 euros. Unas 100 páginas, cubierta atractiva, plastificado mate. Rol bueno, bonito y barato. ¿Dónde está el truco?

Me pierden los tumbrls eróticos

Hace unos meses descubrimos la maravillosa wesite de imagenes eróticas en la plataforma tumbrl: Geeky Porny Girl. A raiz de los diferentes enlaces y la facilidad que ofrece tumbrl para visitar uno y otro he descubierto la inmensa cantidad de sitios dedicados al arte fotográfico (especialmente el erótico) de tal manera que no puedo sino volverme loca cuando visito uno.

La banda sonora de Heavy Rain

La BSO es un score que, aparte de su coherencia atmosférica, imprime una cualidad emocional al juego que es difícil de conseguir en cualquier obra audiovisual. Corbeil se ha entenido perfectamente con David Cage (al menos artísticamente hablando) y ha sabido acertar en la dosis.

Juegos de rol con mujeres como protagonistas – Panty Explosion!

Este juego, publicado por la editorial indie Atarashi Games, es de los que se concentran cariñosamente en un subgénero. Un juego muy freak, muy otaku, para entendernos. Explota las claves y las fórmulas de las series manga-anime de colegiales, pero específicamente las de aquellas que mezclan a estas adorables jovenzuelas con subtramas sobrenaturales, demonios y maldiciones milenarias.

The Raveonettes – Raven in the Grave (2011)

Raven in the Grave es un disco sumamente oscuro pero, paradójicamente, también el más cálido, esperanzador y sensible del grupo en ciertos aspectos. Pasamos de momentos épicos (Recharge & Revolt, Let Me Out Now, Ignite, Evil Seeds) a rincones absolutamente íntimos (Aparitions, Summer Moon) y esas delicias de abandono vintage y anacrónico que todos sus seguidores deseamos escuchar una y otra vez (My Time’s Up). Por primera vez en mucho tiempo me veo incapaz de recomendar un tema por encima de otros; todos me parecen mayúsculos en la primera escucha.